cero tolerancia a la violencia de género

Acabemos con las mentiras: Sendero Luminoso en el Informe de la CVR

Publicado: 2018-06-19

Como lo advertí en las anteriores columnas, uno de los temas -sino el más recurrente- que usan y manipulan los enemigos de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) para atacar y cuestionar el contenido de su Informe Final (IF) es Sendero Luminoso (en adelante, Sendero). Para los críticos de la CVR -que estoy seguro no han leído su IF- pero que de manera maliciosa tildan de pro terroristas a sus comisionados, esta fue muy benigna con Sendero al no condenar su accionar terrorista, hecho que ha servido para que este movimiento equipare su actuación a la de nuestras Fuerzas Armadas y Policía Nacional, respectivamente.  

Asimismo, los enemigos de la CVR señalan falsamente en las redes sociales (no sin antes insultarnos a los que reconocemos su labor), que la CVR se autoproclamó, en un exceso de autosuficiencia, como la depositaria de la verdad en nuestro país, prueba de ello sería el nombre de su “Informe Final”, como si luego de su trabajo no hubiera más qué decir sobre lo ocurrido.

Por eso en esta columna me ocuparé de desmentir a los enemigos de la CVR que afirman que su IF fue demasiado blando con Sendero. Pero previamente, debo señalar que la CVR jamás creyó dictar la última palabra sobre lo ocurrido. De hecho, la propia CVR ha señalado que su IF debía servir para que el Estado, a través de sus instituciones: Poder Judicial, Ministerio Público, Defensoría del Pueblo, entre otras, asuma la responsabilidad de seguir investigando los casos de violación de los derechos humanos registrados durante el Conflicto Armado Interno.

Es más, la propia CVR en su IF establece una serie de recomendaciones encaminadas justamente a la concretización de este propósito. En todo caso, lo que sí hizo la CVR en su IF fue dar cuenta de los hallazgos encontrados hasta el final de su mandato. En otras palabras, el IF de la CVR no hace otra cosa que contar lo que esta encontró hasta antes de ser disuelta. Nada más.

Al respecto, corresponde ahora dar cuenta de lo que La CVR sí dijo sobre Sendero en su IF, ya que frente a las mentiras que sobre este punto los enemigos de la CVR suelen decir en los medios (lo que ocurre en las redes sociales es tremendamente preocupante), considero necesario contarle a los ciudadanos -sobre todo a los más jóvenes- lo que la CVR sí dijo sobre Sendero, para que sean ellos mismos los que luego de conocer la verdad se encarguen de ajustar cuentas con todos aquellos que desde la entrega del IF se encargaron de cuestionarlo sin haberse tomado la molestia de leerlo.

Primero, la CVR consideró que la causa inmediata y fundamental del desencadenamiento del Conflicto Armado Interno fue la decisión del Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso de iniciar la lucha armada contra el Estado peruano en momentos en que se restauraba la democracia a través de elecciones libres. Y también señaló que Sendero lo hizo recurriendo a acciones terroristas que no tienen ninguna justificación.

Segundo, para la CVR Sendero fue el principal perpetrador de crímenes y violaciones de los derechos humanos tomando como medida de ello la cantidad de personas muertas y desaparecidas. Fue responsable del 54% de las víctimas fatales reportadas a la CVR.

Tercero, la CVR ha comprobado que Sendero desplegó extremada violencia e inusitada crueldad que comprendieron la tortura y la sevicia como formas de castigar o sentar ejemplos intimidatorios en la población que buscaba controlar. Para la CVR Sendero no mostraba el menor respeto por la vida y los derechos humanos de las víctimas.

Cuarto, subrayen esto, la CVR encontró un potencial genocida en las proclamas de Sendero, que llaman a “pagar la cuota de sangre”, “inducir genocidio” y que anuncian que “el triunfo de la revolución costará un millón de muertos”. Esto para la CVR se conjugó con visiones racistas y de superioridad sobre pueblos indígenas.

Quinto, para la CVR Sendero no tomó en cuenta las necesidades y aspiraciones económicas del campesinado, ni de sus organizaciones propias, y convirtió, más bien, a los campesinos en masa que debía someterse a la voluntad del partido. Prueba de ello fue el asesinato masivo de dirigentes sociales, hombres y mujeres, dirigentes campesinos, sindicales, barriales, magisteriales y organizaciones de mujeres.

Sexto, la CVR constató que la violencia extrema practicada por Sendero en las localidades rurales de los andes se extendió también a los centros urbanos. Además, señaló expresamente que Lima y otras ciudades fueron también escenarios complementarios de violencia y sufrieron sabotajes, asesinatos selectivos, paros armados y otros actos terroristas, especialmente bajo la modalidad de coche-bomba.

Séptimo, la CVR evidencia -lo dice con todas sus letras- la profunda irresponsabilidad y menosprecio de Sendero hacia sus propios militantes a quienes inducía a matar y a morir de la manea más cruel y sanguinaria, mientras que sus dirigentes máximos, especialmente Abimael Guzmán Reinoso, permanecían en Lima, exentos de riesgos físicos y privaciones, prácticamente durante todo el conflicto.

Octavo, la CVR señaló que si bien Sendero logró su cohesión interna a través del llamado Pensamiento Gonzalo que reflejó el culto a la personalidad de Abimael Guzmán Reinoso, la incongruencia de su líder se expresó de la manera más patente cuando, tras ser capturado, abandonó casi inmediatamente la tesis del equilibrio estratégico y solicitó al gobierno un acuerdo de paz junto con un reconocimiento explícito y sumamente elogioso al gobierno dictatorial de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos.

Entonces, queda claro que es absolutamente falso, como dicen los enemigos de la CVR, que el IF haya justificado el accionar de Sendero. Muy por el contrario, la CVR condenó con la mayor severidad la actuación terrorista de este movimiento subversivo. Eso sí, lo hizo llamándolo por su nombre, por la denominación que aparece en sus documentos oficiales: Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso. Pero eso no quiere decir que la CVR haya considerado a Sendero como un partido político o un movimiento guerrillero. Esa es otra falacia monumental que los enemigos de la CVR han pretendido instalar en el imaginario colectivo, y que esperamos haber desmentido contundentemente.

Finalmente, es necesario señalar que la CVR plantea un número mayor de conclusiones sobre Sendero, pero por razones de espacio no las hemos reproducido. En todo caso, hacemos referencia a estas 8, que a nuestro juicio son las principales, tomando como referencia la selección hecha por Herbert Morote en su libro titulado: “Todos contra la verdad”, cuya lectura debería ser obligatoria para cualquier peruano.

Abogado PUCP. Post Grado y estudios de Maestría en Ciencia Política y Gobierno PUCP. Especialista en Justicia Constitucional, Interpretación y Aplicación de la Constitución por la Universidad Castilla de la Mancha (Toledo-España). Candidato a Máster en Derecho Constitucional en la Universidad Castilla de la Mancha (Toledo-España). Miembro de la Asociación Peruana de Derecho Constitucional. Es profesor de Historia de las Ideas Políticas en la Facultad de Derecho de la Universidad San Martín de Porres.


Escrito por

Rafael Rodríguez

Estudia, lee, investiga, enseña y escribe sobre Derecho Constitucional, Ciencia Política y Derechos Humanos.


Publicado en